Trabajadores de La Naval de Sestao han pasado la noche en el ayuntamiento de Barakaldo tras la marcha protagonizada ayer en demanda de carga de trabajo.

La marcha por el centro de la localidad congregaba más de un millar de personas entre ellas alcaldes y concejales de margen izquierda y zona minera. La naval entregó el miércoles el último buque que construía tras lo cual 130 trabajadores se encuentran en un ERE temporal. https://www.youtube.com/watch?v=8gbWmo0mgNo