El ayuntamiento de Sestao encarga un proyecto a un estudio de arquitectura para reformular el futuro de Camino Txikito.

Se trata de una zona pendiente desde hace años de urbanizar. A raíz de la crisis del ladrillo, no resulta rentable para la construcción de viviendas. Precisamente, los partidos coinciden en que no debe imperar el hormigón. Apuestan por crear un espacio vertebrador entre el centro y la parte baja del municipio. https://www.youtube.com/watch?v=p-qaWFhGapA