El PNV de Barakaldo duda mucho de que el ayuntamiento pueda destinar a inversiones los 8 millones de superávit anunciados por el alcalde

Y es que en palabras de su portavoz, Amaia del Campo, esa cifra no es real. El consistorio todavía tiene que pagar 1,5 millones por la finca Munoa; las obligaciones pendientes con los trabajadores municipales ascienden a 4,3 millones y también están pendientes de abono varias sentencias judiciales. https://www.youtube.com/watch?v=Q51tolKBgb4